Autobiografía

INFANCIA

Yoga es parte de la tradición que recibí de mis padres. Mi primer maestro fue el Swami Kaivalyananda, quien visitó Argentina a principios de los 90’ como representante de la Bihar School of Yoga de India. En ese tiempo, practicar Asanas era principalmente un juego y lo que más me atraía eran la meditación y los mantras, por eso aprovechando la presencia del Swami Kaivalyananda(que residió 4 años en mi hogar como base para viajar a otros países latinos), me inicié con él en Diksha Mantra (repetición de sonidos con un collar de 108 cuentas) y asistía a sus clases regularmente siempre que mis padres me invitaban.

ARTES MARCIALES

Durante la adolescencia, mi interés hacia el estudio del cuerpo se desarrolló también a través de las Artes Marciales, con los estilos Pa-Kua y Aikido. Esta etapa me brindó mis primeros aprendizajes del cuerpo a través del contacto con otros. Dar y recibir peso, entender palancas articulares, descubrir potenciales físicos y también sus limitaciones. Sentir la energía del movimiento y el poder de la intención.

A los 18 años, luego de un año practicando Hatha intensamente con mi padre, me sugirió iniciarme en dos estilos de Yoga que me harían dar un nuevo salto madurativo: Ashtanga Vinyasa Yoga y Iyengar Yoga. Practiqué ambos métodos por los siguientes 7 años y fue a través de ellos que también entre a los circuitos de “workshops internacionales” de Argentina y otros países.

ASHTANGA VINYASA YOGA

Comencé a practicar Ashtanga Vinyasa con Leonardo Marino, quien me presentó a su maestro Manju Jois de India y a Andres Wormull de Chile. También aprendí mucho con Andrea Martinez y su maestro Lino Miele, con quien tuve oportunidad de practicar en Kovalam, India. Tiempo después y producto de las recomendaciones que viajan de boca en boca, lo conocí a Matthew Vollmer con quien realice gran cantidad de workshops en Argentina y en Brasil, y a quien considero uno de mis grandes maestros, con él aprendí a practicar cultivando el amor propio y a recitar un fragmento de los Yoga Sutras de Patanjali.
A través del Ashtanga Vinyasa pude experimentar la llamada “meditación en movimiento”, memorizando secuencias que se practican en silencio y escuchando solo la respiración.

 

Ardha Chandrasana
Vinicius 1993
Con Leonardo Marino y Manju Jois 2008
Ashtanga Vinyasa con Lino Miele, Kovalam India
Bihar School of Yoga, India
Con David Zambrano, Costa Rica
Vinicius 1994
Vinicius y Swami Kaivalyananda 1993
Con Danilo Hernandez en Chile
Workshop con Mathew Vollmer
Iyengar Yoga con Faeq Biria en Chile
Grupo de Estudio lengua Sánscrita con Premlata Verma

YOGA IYENGAR

En el método Iyengar me inicié con Marina Chaselon en Buenos Aires y con Gustavo Ponce de Chile. Años después vino a Sudamérica Faeq Biria, Maestro Senior del método con quien tome el workshop para profesores en la escuela de Yoga Mukti, Santiago de Chile.
El Yoga Iyengar me brindó mucho conocimiento de Alineación en Asanas y a permanecer en ellas por tiempos prolongados, pero principalmente me dio nuevas herramientas en cuanto al uso de elementos (ladrillos, cintos, mantas, etc.) para adaptar las posturas de yoga al practicante, situación contraria en Ashtanga Vinyasa donde el practicante se adapta a las posturas y los tiempos de permanencia son relativamente cortos.

MEDITACION

Paralelo de la práctica física (asana-vinyasana) siempre me mantuve cerca de las técnicas de meditación sentado. Por largo tiempo asistí a los encuentros de meditación con Mantras que daba mi padre. En 2010 hice dos talleres de Yoga Sutras y Antar Mouna con Danilo Hernandez (autor del libro Claves del Yoga) que dictó en Mar del Plata y en Santiago de Chile.Y también he practicado y recomiendo mucho la Meditación Zazen y los retiros de Meditación Vipassana.

SANSCRITO

Durante 2011 y 2012 estudié Hindi y Sanscrito con Premlata Verma (Licenciada en letras y Filosofía India), quien muy generosamente me invito a convivir con ella y su familia en New Delhi durante mi último viaje a India. Una de esas experiencias que jamás se olvidan, vivir el cotidiano de una familia completamente local, con sus tradiciones y costumbres, su lengua y su propia visión del mundo. En este mismo viaje visite nuestra escuela matriz la Bihar School of Yoga en Munger y en Rikhia Ashram donde me reencontré 20 años después con mi primer Maestro el Swami Kaivalyananda.

KINESIOLOGIA

Estudie Kinesiología en la Universidad Maimonides. Como parte de la carrera realice practicas clínicas en diferentes áreas de la salud: neurología del encéfalo y lesión medular, atención geriátrica, cardiorrespiratoria, rehabilitación vestibular y principalmente traumatología general. Me recibí en el año 2015 (M.N. 15466) y posteriormente trabaje en 2016 junto a mi Maestra Lic. Carmen Luz Catalán en el consultorio de Geriatría de la universidad.
La experiencia de trabajo con adultos mayores fue de gran impacto en mi vida espiritual, me llevo a reflexionar profundamente sobre las etapas de la vida. El efecto de nuestros hábitos físicos y mentales a largo plazo, el valor de tener propósitos, de tener círculos afectivos y motivacionales, de poder adaptarse a los cambios del mundo y del propio cuerpo.

DANZA

En 2017 comencé a tomar clases de danza contemporánea y contact improvisación como una nueva forma de experimentar el potencial humano. En Julio viaje a Costa Rica para el festival Ensimismados, donde realice un entrenamiento intensivo con el Maestro David Zambrano de sus métodos FlyingLow y PassingThroght. De regreso en Buenos Aires seguí estudiando el cuerpo a través la danza en el taller de Roxana Galand y su excelente equipo de profesores, donde se integran armónicamente el arte y la ciencia.

YOGA HOY

Actualmente dicto los cursos anuales de Profesorado Integral y Yoga Terapéutico, acompañado por el equipo de profesores egresados de ésta misma escuela. Sigo practicando, estudiando y formándome en este largo camino de vida, donde los encuentros entre personas que comparten su búsqueda son especialmente nutritivos.